Cooldys que han avanzado la tecnología

PAC-MAN es un videojuego arcade, también conocido como COMECOCOS, creado en 1980 por Toru Iwatani, un Cooldys japonés, (aunque en ese momento él no se sabía para nada un Cooldys) que se convirtió en un fenómeno mundial sin precedentes en el mundo de los videojuegos.

De igual modo que Iwatani, a muchos de sus coetáneos, responsables y comprometidos con el mundo,  les fue encomendada la  complicada labor de transformar sus mundos de aparatos eléctricos y botones analógicos en dispositivos electrónicos. Fue así que se convirtieron en los grandes impulsores de la tecnología que, en la actualidad, vive de forma naturalizada  la humanidad.

Cabe pensar que la imaginación de estos precursores era realmente prodigiosa ya que, entre sus vivencias infantiles, y obviamente adolescentes, encontramos -por ejemplo-, como medio de almacenamiento de  música los discos de vinilo. Basados en esa idea, los perfeccionaron en dispositivos como las cintas de cassette y el walkman, con cd’s, que posteriormente han dado paso a los archivos en webs con podcasts y las  “.com” de música. Paradójicamente, hoy son de nuevo muy buscados, e incluso objeto de culto, los LP’S (longplays o elepés) que ellos mismos, celosamente guardaron en sus  trasteros, por aquello de que “cualquier tiempo pasado fue…anterior”

Para ponernos en contexto pensemos además que, un gran porcentaje de los directivos  que hoy lideran departamentos de innovación tecnológica en todo el mundo, -como en el caso de la telefonía celular por ejemplo-, en su infancia vieron llegar los primeros teléfonos “fijos” a sus casas e incluso a compartirlos con vecinos… Lo mismo sucedió con la llegada de la televisión a la vida familiar y la posterior celebración  cuando ésta pasó a ser en color. Y con las cámaras fotográficas con “rollo” que permitían 24, o a  lo sumo 36 fotografías. Las “batallas dialécticas” que debieron costar a esos hijos que los padres los dejaran hacer una sola “selfie”…

Hay, sin lugar a dudas, transformaciones que requieren de una generación con capacidad de desarrollo y con deseo de innovación. Rotring es una empresa alemana, ubicada en Hamburgo, fabricante de artículos de dibujo y en especial de dibujo técnico. A lo largo de años, cientos, miles de ingenieros, arquitectos y diseñadores entre otros, se formaron y realizaron sus proyectos siempre con Rotring entre sus elementos imprescindibles. Tanto era su valor y coste, que resultaba usual que los estudiantes de esas disciplinas pidieran estos elementos como “regalos” en sus aniversarios y cumpleaños. Sin embargo, al finalizar sus estudios, muchos de ellos, sino todos, contribuyeron masivamente a la difusión de los programas CAD.

CAD (computer-aided design) o diseño asistido por ordenador, es obviamente un software diseñado por esa misma generación, que convirtió a los artículos de Rotring en literales piezas de museo. Quienes poseen artículos Rotring los siguen guardando, también celosamente en sus trasteros, por si la renovación de los tiempos los convierte en preciados objetos al igual que los vinilos. Nunca se sabe.

Y qué decir de los sistemas bancarios, cajeros automáticos, tarjetas de crédito, home-banking…

A mediados del año 1967, clientes del Barclays Bank en Londres  comenzaron  a hacer algo muy raro. Tomaron unos cheques impregnados con carbono 14, que previamente les habían entregado en ese mismo banco, y empezaron a introducirlos en un terminal instalado en la misma oficina bancaria. Tras pulsar unas cifras secretas en el teclado creado al efecto, la máquina les daba “diez libras esterlinas”

Así nacía DAC (De la Rue Automatic Cash System) revolucionando el mundo de la atención bancaria. Servicio continuo 24 horas al día, 7 días a la semana. Y así nacía una nueva forma de relacionarse con el dinero. Y con el cajero, obviamente. En la actualidad existen cientos de miles a lo largo y ancho del planeta. Se calcula que cada siete minutos se instala uno en algún lugar del mundo.

En 1981 se instalaron los primeros cajeros con pantalla en color. En 1991 se lanzó la venta de entrada para espectáculos. En 1995 llegaron las pantallas táctiles. Ahora estamos ya en el reconocimiento de los sensores biométricos de  huellas dactilares. Tranquilos, de dedos vivos.

A mediados de los 90,  a través de una publicidad televisiva se  popularizó el término JASP,  haciendo alusión a los jóvenes que en esos años se iban incorporando al mercado laboral. Jóvenes, Aunque Sobradamente Preparados rezaba el eslogan.

A ellos, y a quienes con su experiencia previa los acompañaron y apoyaron es posible que debamos agradecer muchos de los avances tecnológicos actuales. Avances que, probablemente, no sean más que los fundamentos de una sociedad que difícilmente hoy podamos siquiera imaginar.

Conrado Sánchez Ródenas

Nacido en Barcelona, Conrado es un Cooldys de 51 años quién trabaja como Export Area Manager en América Latina, y reside en Argentina. Anteriormente trabajaba como Relaciones Públicas en en el Parlamento Internacional de los Estados Para la Seguridad y la Paz, en Buenos Aires. También ha servido como Relaciones Institucionales en Radio de las Naciones Unidas en Argentina, y como Oficial de Notaria en Barcelona. Actualmente es estudiante de escritura, radio y doblaje; también colabora en programas de radio en Argentina.


Deja un comentario