Entrevista a Nuria Gimpera: “Debemos mezclar la innovación de los jóvenes con el know how de los seniors”

nuria gimpera

“Es cierto que cuando echamos la vista atrás siempre vemos aquellos recuerdos que de alguna manera u otra han marcado nuestro camino hasta día de hoy. Y son precisamente esos recuerdos los que hacen que seamos lo que somos. Nuestra infancia en la que todo nos parece como creado para otro mundo y que normalmente recordamos en blanco y negro. La consciencia llega con la juventud y con ella, empezamos a pensar en quién nos queremos convertir, pero sobretodo, tenemos claro  aquello que nos disgusta y no estamos de acuerdo. Y después creemos madurar, aunque al final parece que fue más un espejismo que una realidad”  Nuria Gimpera “Only This”  ONLY THIS, UNA VIDA | NURIA GIMPERA


Esto es una muestra de lo que Nuria Gimpera nos transmite en su libro “Only this, una vida”. Nuria acaba de instalarse en una edad maravillosa, los setenta años, la que le permite tener libertad, cuidar de sus nietos, enseñarles lo que es la vida de verdad, sin paternalismos. Nuria Gimpera ha dedicado su vida a la empresa, a la comunicación y producción audiovisual, al diseño, a la moda y la escritura.


De Barcelona a Londres, estudiando en París y finalmente afincada en Menorca. Influenciada por las corrientes vanguardistas de la época como el swinging y trabajando para marcas de repercusión internacional como Vogue o de redactora en Centro Moda, la primera revista de moda en España. Conocer a Nuria te marca. Te marca su vitalidad, su amor por evolucionar, su aversión a la jubilación, su creatividad y su impulso. Bastan cinco minutos para enamorarte del brillo de sus ojos. Y Nuria cree en Cooldys, cree que es necesario que la sociedad empodere a las personas que llegan a su edad, que disponen del tiempo y la experiencia para saborear la vida con calma, con calidad.


C: Nuria, nos interesas. Nos inspira tu fuerza, tu energía. Cuéntanos el truco para mantener esta vitalidad y seguir creando proyectos constantemente. ¿Qué desayunas?


N.G: Té, siempre té. De todos los colores y orígenes.


C: Parece que la sociedad se empeña en volver a nacer, en lugar de disfrutar de los años que hemos vivido, de la experiencia que nos da la vida y de las oportunidades que tenemosde crecer, de evolucionar, sin importar si tenemos 60, 70 u 80 años. ¿Qué opinas del hecho de cumplir años?


N.G: Cumplir años es ley de vida. Lo importante es como los cumplas y el beneficio que saques de ellos. Mi lema es y siempre ha sido: ¡Go ahead!


C: Has dedicado toda tu vida al mundo de la comunicación y la moda. Nos preguntamos si has sufrido el paso del tiempo o si, al contrario, ha sido positivo y sin complicaciones.¿Cómo has vivido los cambios en tu carrera?  


N.G: En estos momentos estoy vinculada a pequeños satélites que giran alrededor de estos dos mundos. El de la comunicación a través de la escritura y el de la moda a través de mi pequeña colección de bolsos. En cuanto a los  cambios en mi carrera, siempre me ha gustado la innovación por lo que los cambios los he vivido como una consecuencia de los avances tecnológicos y generacionales. En términos generales podría decir que ha sido positivo.  


C: En COOLDYS luchamos contra el edadismo, la tercera razón de discriminación social después del racismo y el sexismo. ¿Has vivido experiencias discriminatorias a nivel profesional por tu edad? ¿Cómo percibes los cambios de la sociedad, que parece únicamente enfocada en los Millennials?


N.G: Si. Rotundamente sí. El mundo de la publicidad es tremendamente edadista. No perdona ni las canas ni las arrugas. Las agencias están plagadas de jóvenes creativos que te miran como un extraterrestre si tienes más de treinta años. Y por supuesto tu opinión no es válida para ellos. Me he llevado bastantes chascos, desde tener que escuchar ”eres demasiado vieja para este negocio” hasta sentirme ignorada completamente en ciertas reuniones. Por suerte tengo bastante seguridad en mi misma y a base de tenacidad he conseguido que me respetaran demostrando que a pesar de mi edad estaba al corriente, muchas veces más que ellos, de las novedades del mercado, de las influencias musicales, de imagen, etc. Creo que la buena fórmula debería ser mezclar la innovación y el espíritu rompedor de los jóvenes, con la experiencia y know how de los seniors. Fórmula que por cierto, se usa corrientemente en Estados Unidos y Reino Unido.


C: Nos gustaría saber cómo una empresaria, diseñadora, escritora, fashionista, trata a sus nietos. ¿Entiende esta generación de jóvenes el papel tan importante que han tenido sus abuelos en la sociedad?


N.G: No puedo hablar por todos los jóvenes. Sin embargo, mis nietos y yo tenemos una comunión absoluta y creo que nunca nos hemos planteado la diferencia generacional. Intento entender el porqué de sus comportamientos. Aprendo de ellos y ellos aprenden de mí.


C: ¿Crees que hay esperanza para una sociedad que parece cada vez más desconectada?


N.G: ¡Claro que hay esperanza! Hay que acercar a las generaciones y crear espacios comunes para compartir y construir. Los mayores no debemos mirar o juzgar a los jóvenes solo porque son jóvenes y viceversa. Os aseguro que tenemos muchos más puntos comunes de los que creemos.


C: Cada vez vemos más presentes a mujeres de 60 años y más en las pasarelas y campañas de moda. Mujeres con mucho estilo, con experiencia, que emanan algo diferente y especial. ¿Qué te parece esta tendencia? ¿Tienes en cuenta a la Generación Cooldys en tus colecciones?


N.G: ¡Por supuesto! Para mí los Cooldys no tienen que diferenciarse de los demás en lo referente a moda. Tenemos que vestir pensando en nuestra personalidad y no en la edad. Hay mucha ropa que puede utilizar tanto una chica de 30 años como una mujer de 80. Pero para mí lo importante es no escoger la ropa porque “hace joven”, sino escogerla porque va acorde a nuestra personalidad.  Por suerte ya ha pasado la época en la que a partir de los 40 tenías que vestirte de negro y con el pelo recogido en un moño. En España aún vamos un poco a la zaga, pero en EE.UU cualquier persona mayor de 60 se viste igual que una de 30. En este sentido, lo que sí creo es que las grandes marcas deberían hacer un tallaje especial para las mayores de 60, porque el cuerpo cambia y por tanto el patronaje debería hacerlo. Este verano deslumbra en la playa con este precioso vestido bordado Una de las fotos con más estilo que he visto recientemente, ha sido, creo recordar que en la revista “Vogue”, la de una mujer de unos 70 años, con tejanos rotos, camisa blanca y pelo blanco hasta la cintura. Simple y bellísima.


C: En Cooldys nos preocupamos por nuestros mayores, apoyamos proyectos que mejoran la calidad de vida de las personas, incluso en residencias o asilos. ¿Perteneces a alguna asociación o realizas algún voluntariado? ¿Cómo te planteas tu futuro, Nuria?


N.G: No, no pertenezco a ninguna asociación, pero intento mantenerme al día de todos los avances relacionados con los Cooldys y las residencias. En cuanto al futuro se suele decir que “la vida es aquello que te pasa mientras estás haciendo otros planes”. ¡Bueno, en serio, quizás debería empezar a plantearlo!


C: En Cooldys también luchamos por reducir la brecha digital, por acercar las nuevas tecnologías a todas las personas, para hacer fácil lo que parece tan difícil, desde abrirse una cuenta de Facebook a realizar cualquier compra por internet. ¿Eres muy activa en tus redes sociales? ¿Qué te lleva a utilizar los diferentes canales y cómo los usas?


N.G: Sí, yo soy muy activa en los soportes digitales, quizás debido a mi pasado profesional. También intento a través de mi nieta mayor –millenial– ponerme al día de las novedades.Vuestro proyecto me parece fantástico globalmente y uno de los puntos más interesantes es acercar las nuevas tecnologías a quien las necesite. Hoy en día si no se saben utilizar, podemos considerarnos analfabetos. Cosas tan simples como comprar un billete de avión o repasar tu cuenta bancaria se vuelven una montaña difícil de escalar si no dominamos estas tecnologías.


C: Los medios de comunicación se empeñan en reflejar a las personas de cierta edad como personas apáticas, asexuadas, sin motivaciones ni sueños, limitadas y dependientes. Y personas como tú nos muestran todo lo contrario: necesidad de amar, de vivir plenamente, de viajar, de seguir creando, trabajando y aportando valor a la sociedad. ¿Cómo vives esta paradoja? ¿Te sientes diferente a la gente de tu edad?


N.G: Algunas veces sí. Normalmente nos rodeamos de gente con la que sentimos empatía, por lo que mis amigos de mi misma edad suelen ser gente como yo. También tengo amigos mucho más jóvenes. Pero es verdad que en ocasiones hablo con gente de mi edad que no tiene motivaciones ni perspectivas de futuro. Creo que Cooldys sería la motivación que necesitan este tipo de personas. No siempre es fácil auto motivarnos y los inputs externos son extremadamente importantes.


C: Nuria, queremos agradecerte algo de lo que tal vez no eres consciente: tu ejemplo, tu imagen, tu preciosa sonrisa y la forma en que elevas a tu generación. Eres una gran embajadora de COOLDYS. Nos gustaría que lanzaras un mensaje para la gente como tú, que quiere seguir luchando, viviendo al límite.


N.G: Muchas gracias. Me hacéis sonrojar. No soy ni más ni menos que miles de personas de mi edad a las que nos gusta vivir la vida. Mi mensaje es seguir viviendo la vida. Dentro de las posibilidades de cada uno -físicas y mentales-. Sea cual sea la circunstancia, siempre hay un hueco para seguir dando guerra. Es importante no bajar los brazos, buscar ocupaciones que nos llenen, compartir lo que sabemos con lo que otros saben, rodearnos de gente joven -ellos nos darán el deseo de seguir aprendiendo- y disfrutar de las pequeñas cosas.


Como muy bien decís: “La edad es energía que ni nos crea, ni nos destruye, nos transforma. ¡Gracias Cooldys!


Nos despedimos de Nuria Gimpera, con la sensación de que la edad no es más que un número. Un número que para algunos es un peso de 10 toneladas y que, para otros, es una pluma, una mota, un copo de nieve, algo que nos transforma, que nos cambia de estado.


La edad es energía que nos obliga a evolucionar. Queremos evolucionar, crecer. Y para eso, mujeres como Nuria Gimpera nos enseñan que es posible ser una estrella sin importar la edad. Que amando, cuidándonos y cuidando a los demás, viviendo con una actitud optimista y positiva, llegaremos donde nos propongamos. Y a quien le importe, como dice Alaska (54 años), le podemos gritar bien fuerte: ¡yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré!


No cambiéis nunca, queridos Cooldys. ¡Sobre todo, para mal!



Carlos Morales 
CEO de Cooldys. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, especialista en Marketing, más de 15 años liderando y desarrollando proyectos globales de comunicación para multinacionales. Consultor estratégico y comercial para startups y empresas, conferenciante, profesor en Masters en la UB y Blanquerna. Vinculado a varias ONGs y voluntario de AVISMON.

Deja un comentario