Este verano, mejora tus hábitos de vida

Muchos son los factores que hacen de la sociedad actual, una sociedad que no se cuida. El concepto de la inmediatez, la conectividad y la rapidez han calado de tal forma en nosotros que todo gira en torno a estas premisas. El mundo se mueve muy rápido y son pocos los que se detienen a vivir el momento y llevar una vida saludable. La sostenibilidad no es solo un tema ecológico, también lo es personal. Trabajamos largas jornadas, nos alimentamos – generalmente – mal y rápido, y muchos de nosotros llevamos una vida prácticamente sedentaria. No nos engañemos, estar apuntados al gimnasio no vale de nada si no vamos ¡ni un día a la semana!

 

Con la llegada del verano son muchas las razones por las que cambiar la dinámica y empezar a plantearnos cambiar de estilo de vida. Bien sea por la “operación bikini” o por no querer cansarse cuando te levantas a coger el mando a distancia. De ese modo podremos obtener resultados eficaces, tangibles y una mejora progresiva tanto de nuestra condición física como psíquica, más allá del período estacional.

Sin embargo, estos ánimos se disipan fácilmente una vez ha pasado una semana y aún no notamos gran diferencia. Debemos ser conscientes de que nuestro cuerpo requiere de un proceso de adaptación y asimilación a los cambios que queremos conseguir. Es un error creer que “ponerse en forma” es cuestión de 15 días y es ahí cuando aparecen las decepciones y fracasos.

Es en este momento en que surgen varios tipos de personajes contemporáneos a los que todos conocemos:

1. Las que se apuntan al gimnasio por OBLIGACIÓN.

Comienzan su particular epopeya con muchos ánimos – más, si se apuntan en grupo – y se hacen un Excel de colores perfectamente detallado con la información día a día. Aunque a veces surge efecto, probablemente en menos de 3 meses esa persona causará baja y estará desmotivada.

 

cambiar habitos de vida verano

 

Un paso fundamental que muchas personas pasan por alto es la falta de un objetivo claro antes de planificar un planning de entrenamiento. Los resultados no aparecen a los pocos días de ejercitarse, ya que el cuerpo modifica sus rutinas lentamente y se trata de un proceso a largo plazo. Por esta razón la gente no tiene ganas ni motivación hacia el ejercicio, porque no ven avances rápidos.

Haz clic aquí para enterarte de los Errores más comunes en el entrenamiento para evitar lesiones

2- Las que deciden cuidarse cuando aparece una señal de alarma.

Personas que no dan el paso hacia el cambio hasta después de haber visto alarmas en su organismo: hipertensión, colesterol alto, sobrepeso, infarto, etc. Es un hecho bastante común en nuestra sociedad, y no solo encuanto a salud se refiere. Somos reactivos por naturaleza, y no actuamos hasta que no vemos el peligro de cerca.

como cambiar habitos de vida

 Siempre es recomendable llevar una rutina de vida saludable. Esto incluye las visitas al médico – que por pereza u otras cuestiones – dejamos pasar y que nos podrían ayudar a evitar riesgos innecesarios.

Prepárate para lo peor y espera lo mejor. Haz clic aquí para consultar nuestros servicios en Derecho Preventivo de Familia. 

3- Personas mayores

A partir de ciertas edades, las personas dejan de hacer ejercicio físico y lo tienen en un segundo plano. Muchos son los motivos para tomar esa decisión: el trabajo, la familia, falta de tiempo, etc.  A todo esto, ayuda el hecho que, a medida que avanzamos en edad, el cuerpo no responde igual, para recuperarse necesita más tiempo, etc. De primeras puede parecer motivos más que suficientes para dejar de lado el deporte. No obstante, el ejercicio físico, al igual que el amor, no entiende de edad. Todo es cuestión de plantearse el objetivo y amoldarlo a nuestras necesidades.

como cuidar personas mayores verano

Dar el paso es difícil y duro, pero una vez hecho, los beneficios son muchísimos. Por este motivo la motivación es la mejor arma para afrontar el cambio. ¡Empieza aceptando en el estado físico que estas, plantéate objetivos reales y alcanzables, entrena acorde a tu nivel físico y haz aquella actividad física que te guste!

Aquí os dejamos varios tips sencillos que ayudarán a llevar una vida más saludable.

  • Duerme más y mejor. Seguramente ya hayas escuchado este consejo más de una vez, pero no por ello es menos importante. Dormir ocho horas diarias es importante, sí, pero aparte es necesario dormir de manera correcta. Esto quiere decir tener unos horarios preestablecidos para coger el sueño, descansar a una temperatura idónea, o incluso tratar de controlar la posición en la que duermes.

  • Tomate tu tiempo.  Como ya hemos dicho, vivimos inmersos en una sociedad que no descansa, y que avanza a pasos agigantados. Te recomendamos que aparques tus nervios a un lado y pruebes métodos como el yoga o la meditación para eliminar los niveles de estrés que producen daños tanto físicos como mentales en tu cuerpo.

  • Controla tu alimentación. Con el auge del vegetarianismo, el slow food y los súper alimentos no hay excusas para mejorar tu alimentación. Esto no quiere decir eliminar esos caprichos que gustan tanto de vez en cuando, pero deberíamos incluir alimentos saludables como la quínoa u otros cereales que aportan mucha energía, y empezar a incrementar los alimentos de km0, que aparte de ser sostenibles, en muchas ocasiones, no se trata de alimentos procesados.

Encuentra todos nuestros consejos sobre Salud y Belleza en nuestro blog.


alberto calvo Alberto Calvo
Licenciado en Educación Física, Fundador de THE LIVING ROOM, un concepto de atención personalizada y entrenamientos para una vida más activa, nos ofrecerá contenidos de interés, consejos nutricionales y dietas específicas para los Cooldys.


Deja un comentario