¿Hay moda después de los 55?

Sí, la respuesta es un rotundo sí. Porque la buena noticia que quiero traerte desde esta columna es esta: la elegancia nunca pasa de moda.


¿Y en qué consiste la elegancia? Pues en no vestirse como si aún tuviéramos 20 años, sino acorde a nuestra edad. Y siendo conscientes de que no todas las prendas le quedan bien a todo el mundo. ¿Puedes seguir llevando minifaldas? Mejor no, seguro que no ves a Lauren Hutton con una minifalda, pero que no puedas ponértelas a medio muslo no significa que debas vestir como una monja de clausura. Las faldas justo por encima de la rodilla son mucho más elegantes.


Moda para hombres mayores de 50 años


Si eres hombre lo tienes algo más fácil. Déjame ponerte un ejemplo. Seguro que has visto que tu hijo lleva los pantalones pitillo (es decir, los que son muy estrechos, especialmente por abajo) con el dobladillo subido hasta el tobillo. ¿Puedes llevarlos tú así? Pues hombre, si tienes las piernas delgadas, seguro que sí. Pero mi consejo es que una modista te cosa el dobladillo por el tobillo, justo encima de los zapatos. Esa es la medida estándar, la que no pasa de moda y con la que siempre lucirás bien.

Siguiendo con los hombres, una prenda que nunca pasa de moda es la camiseta. ¿La puedes llevar combinada con unos vaqueros? Adelante. Pero que sean camisetas con estilo. Olvídate de esas que tienes desde hace 20 años y que tanto te gustan. Esas mejor las dejas para ir a la playa o para lavar el coche.


Moda para mujeres mayores de 50 años

En el caso de las mujeres, hablemos de las mallas. ¿Te imaginas saliendo de casa con unas mallas igual que hace tu nieta o tu hija? Apuesto a que no. Pero perfectamente podrías salir con unos vaqueros estrechos con una camisa por encima o con un jersey largo. El truco está en saber combinar. Por ejemplo, un look ideal para este otoño es una falda larga o pantalones anchos, con un suéter de cachemir corto y una cazadora tipo bomber y tus botines favoritos. Ya verás como te sentirás cómoda y arreglada al mismo tiempo.

 

Porque lo importante es estar bien con uno mismo y escoger un estilo con el que nos sentamos cómodos ante los demás. Al contrario de lo que mucha gente cree, la moda no es frívola, no es algo pasajero que usamos y tiramos; la moda es escoger dentro de un amplísimo abanico de posibilidades la mejor manera de presentarnos ante el mundo. Es una herramienta para mostrar nuestros gustos y nuestra forma de ser.

Recordando las palabras del gran Christian Dior:

“La elegancia es un equilibrio entre sencillez, pulcritud, espontaneidad y distinción”.

Sin importar tu edad o tu físico, hay una multitud de posibilidades para ti. Solo tienes que encontrar la que te siente mejor. Y si me permites estar a tu lado, aquí voy a estar yo para aconsejarte.



Marina vergés
 Marina Vergés
Periodista y estilista especializada en moda masculina. Como tal creó el concepto de moda práctica masculina en la revista Men’s Health durante 12 años.  Tiene un blog, junto a otros compañeros, de moda y lifestyle masculino maverge.comConsultora de moda para todos nuestros y nuestras cooldys.

Deja un comentario